motivacion-cmpc

¿Te has sentido totalmente lleno de entusiasmo, con fuerzas para lograr algo nuevo? Lo más probable

es que te sintieras de esa manera en el inicio de un gran proyecto u objetivo. Tal vez te dijiste que por fin ibas a perder peso o que este año realmente empezarías la pequeña empresa que habías estado soñando.

La motivación te puede dar un montón de energía cuando te estás embarcando en algo nuevo. El problema es que la motivación no dura siempre. Después de algunas semanas con tu dieta o de estar penosamente hasta alta horas de la noche en tu negocio, es fácil que comiences a sentirte desanimado.

No Abandone

Ya has logrado mucho – incluso si no puedes ver los resultados todavía-. Trata de hacerte estas tres preguntas. Si es posible, escribe las respuestas, lo cual es mucho más poderoso que el sólo pensar en ellas.

# 1: ¿Qué tan lejos has llegado?

Mira hacia atrás hasta el inicio de tu proyecto. ¿Qué ha logrado obtener ya? Tal vez:

Bajar de peso: Has perdido 2 kilos y establecido nuevos hábitos saludables.

Iniciar un negocio: Has creado un plan de negocios y leído tres libros sobre cómo administrarlo.

Salir de deudas: Ya pagaste tu deuda más pequeña.

Ver todo lo que hemos logrado es algo que vale la pena. Tal vez ha tomado un poco más de lo que se esperaba, pero en el contexto de toda una vida un par de semanas adicionales no es gran cosa.

# 2: ¿Has tenido que aprender algo en el camino?

A veces, puedes estar demasiado obsesionado con el objetivo final y olvidas que el viaje en sí es importante.

Incluso si no has alcanzado todavía los resultados que deseas, todavía podrías haber encontrado un montón de beneficios:

 Bajar de peso: Lograste aprender mucho sobre alimentación saludable, lo que te ayuda a hacer buenas elecciones de alimentos

 Iniciar un negocio: Te diste cuenta de que tu idea original para la empresa era un poco corta de vista y has sido capaz de llegar a un nuevo plan aun mejor.

Salir de deudas: Has encontrado que estás gastando mucho más dinero de lo que pensabas en cosas que parecían superfluas o pequeñas.

# 3: ¿Qué vas a lograr conseguir incluso si no alcanzas tu meta?

Tal vez estás preocupado al ver que no llegarás a tu meta final. Todavía hay un montón de razones para seguir adelante. Por ejemplo:

Bajar de peso: No puedes bajar a tu peso ideal de 68 kilos, pero incluso si tienes 78 kilos de peso será mucho más saludable que si pesaras 85 kilos.

Iniciar un negocio: Tu negocio no puede proporcionarte aún una renta a tiempo completo, pero todavía te va dar dinero extra todos los meses

Salir de deudas: Es posible que no logres pagar todas sus deudas, pero aún así has mejorado enormemente tu situación financiera

Vuelve a empezar

Espero que te sientas un poco más positivo acerca de tu proyecto y que hayas decidido que es digno seguir con el mismo. Así que vamos a revisar todo una vez más:

# 1: ¿Dónde estás atascado?

A menudo, no sabemos qué hacer debido a que estamos atascados.

Puede ser útil reconocer en qué punto está atascado antes de tratar de seguir adelante. Tal vez:

 Bajar de peso: Lograste perder 4 kilos en los primeros tres meses de tu dieta, pero ahora estás encontrando difícil seguir con una alimentación saludable.

 Iniciar un negocio: ¿Estás listo para empezar a conseguir clientes, pero no estás seguro de cómo empezar a hacerlo?

 Salir de deudas: Te fuiste en un viaje de compras y terminaste gastando un dinero que supuestamente iba a ser utilizado para pagar tu deuda.

# 2: ¿Cuáles son tus próximos pasos?

Cuando estás atascado, a menudo es porque no has descubierto lo que necesitas hacer a continuación. Tratar de trabajar los próximos pasos aunque sean pequeños:

Bajar de peso: Manten un diario de alimentación, averigüe qué horas del día es más probable que comas alimentos poco saludables

Iniciar un negocio: Una lluvia de ideas (Brainstorm en inglés) te dará posibles formas de conseguir clientes, por ejemplo, publicidad en revistas especializadas, crear un sitio web.

 Salir de deudas: Reduce tus gastos durante el próximo par de semanas, evite “derroches” en el futuro (tal vez teniendo sólo dinero en efectivo cuando vayas de compras)

# 3: ¿Quién puede ayudarte?

Tú puedes sentir que necesitas alcanzar tu objetivo solo por tu cuenta – pero eso simplemente no es verdad. A menudo, es una señal de fortaleza no de debilidad estar dispuestos a permitir a otros que nos ayuden

Bajar de peso: Consigue un entrenador personal para ayudarle a mantenerse motivado para hacer ejercicio, o pídale a un amigo que vaya a correr con usted

Iniciar un negocio: Contrate a un diseñador web para crear un sitio web de aspecto profesional

Salir de deudas: Hable con amigos que son buenos en la gestión de su dinero y pídales consejo

Por lo tanto ¿Cuáles son tus grandes objetivos en este momento y cómo podrías recuperar tu motivación?.

Anuncios